CANTOS RODADOS

“Todos iguales, todos desiguales”

La morfología del desgaste, el amor por la sinceridad y la beldad existente en la pureza se sintetizan en esta serie que se funde en una serenata a la naturaleza y al ser. El artista parte de un sencillo paseo por la playa, de la genialidad en las formas de Brancusi y de la abrumadora autoridad de los elementos, para dotar figuras orgánicas de emociones profundamente humanas.